domingo, 27 de mayo de 2012

REFLEXIÓN TEMA 5

Para finalizar este tema, me gustaría hacer una reflexión que englobe todos los aspectos y vivencias que he tenido durante la asignatura. Para no dejar a un lado la valoración sobre la creación de la biblioteca, debo reconocer que me resulta un poco más difícil pensar en la ubicación de recursos alternativos a la falta de espacio porque todavia no me he encontrado en dicha situación. De momento, es un aspecto que no me preocupa demasiado porque considero que seré creativa ante la falta de recursos. Es algo que he podido comprobar en todos los trabajos en los que he estado. Confío en que la falta de espacio no va a ser un condicionante para que mi biblioteca crezca todo lo que a mis futuros alumnos y a mi nos apetezca.

Con respecto a la asignatura, debo decir que no he podido disfrutar nunca de más vivencias en ninguna otra. Todos los periodos de estudio los he pasado en la biblioteca, disfrutando del espacio y bajando de vez en cuando a la zona de infantil para coger cuentos y observar qué es lo que hacen los más pequeñós. A base de colarme y de intentar encontrar cuentos interesantes, he comprobado que la colocación de los libros en las bibliotecas no facilita, en absoluto, la elección. Existen infinitos tamaños, colores y formatos que hacen que algunos desaparezcan ocultos, sólo se ven los cantos, cuando lo mas interesante, a primera vista, son los dibujos.

Probablemente, los niños tengan menos dificultades que yo a la hora de elegir pero, he descubierto que, definitivamente, esa no es la forma adecuada de colocar los libros en la biblioteca infantil. 

También he podido comprobar, que los niños pequeños no necesitan sillas y mesas para leer porque les encanta tirarse en el suelo. A veces, incluso, dedican la mayor parte de su tiempo, investigando cuál es el lugar óptimo para leer su cuento. En una ocasión, una niña de unos 18 meses, entró directa al cubo de los cuentos y seleccionó uno que no se ajustaba, en absoluto, a su edad. La pequeña, que sólo decía "Tatatattatatta..." dedicó toda su concentración en buscar espacios donde ojear (del derecho, al revés...) su cuento. No pude evitar dejar mi búsqueda y observar que su actividad estaba consistiendo en explorar cada espacio de la biblioteca y buscar cual era su lugar. ¡Eso sí!,¡sin soltar su cuento! Estaba tan cómoda e inmersa en su búsqueda que le dedicó al proyecto más de media hora.

A lo largo de esta asigntaura, he desarrollado un inesperado interés por la literatura infantil (no estaría mal que me pasara lo mismo con la de adultos) que, además no tiene fin. He encontrado algo que me apasiona y me ha pasado lo mejor que me puedía pasar: Empezar un nuevo proyecto y estar, cada vez mas convencida, de donde está mi lugar.

He disfrutado muchísimo con el blog, he apuntado por todas partes cosas para colgar, me he dejado algunas en el tintero, otras sinceramente ni me han dado tiempo, he dedicado horas entre librerías viendo cuentos... Y aunque no haya quedado exactamente como me gustaría, me quedo con la sensación de que he vivido con mucha emoción e ilusión esta asigntura EN TODO MOMENTO. Sólo espero poder hacer lo mismo con mis alumnos y dejarles una pequeña parte de la gran huella que a mi me han dejado dentro.


TEMA 5. CREAMOS NUESTRA BIBLIOTECA.


Situación del rincón de lectura en nuestra aula:

Nuestra propuesta de biblioteca de aula  está pensada para ser colocada en un aula de niños de 4 años. Hemos diseñado el aula y situado el rincón de lectura en una zona estratégica.

Nuestra aula es amplia y luminosa, está ubicada en la zona más alejada de la puerta, para conseguir una mayor tranquilidad en el momento de la lectura. Además, tiene un gran ventanal aporta luz natural y nos da juego para crear diferentes ambientes. Hemos decidido utilizar el mismo espacio para la asamblea que para el rincón de lectura. Concebimos este espacio como lugar de reunión. En él, los niños pueden disfrutar del placer de la lectura, y este espacio nos hace estar más cerca de nuestros alumnos. Queremos que los niños se sientan como en casa cuando vienen a la escuela, por eso la estructura del rincón de lectura es un tanto informal. Pueden estar tumbados o sentados sobre los cojines porque lo importante es que disfruten del espacio a su gusto.

Para entender la ubicación de este rincón en el aula, vamos a explicar la organización del resto de los espacios. Podríamos diferenciar cinco espacios diferentes: rincón de juego simbólico, rincón creativo, zona de actividad, asamblea y rincón de lectura.





La zona de juego simbólico está pegada al rincón de lectura, es un espacio bastante amplio y equipado para que los niños puedan desarrollar el juego simbólico que les apetezca. Este espacio tiene una fuente de luz natural muy grande por el ventanal que se situa de pared. La estantería que limita con el espacio de asamblea tiene dos partes: una que da a la zona de asamblea, y otra al rincón de juego simbólico. 

El lugar que hemos llamado rincón creativo está situado a la izquierda de la entrada. Concebimos este espacio como un lugar donde los niños pueden desarrollar su creatividad a través de construcciones y dibujos.

La zona de actividad está situada al lado de la ventana para que la luz que reciban los niños sea una luz de fuente natural. En ella podemos encontrar dos mesas con una forma de “U”, que permite que ambas se unan consiguiendo una gran mesa en la que pueden trabajar todos juntos.  

Hemos decidido situar nuestro rincón de lectura en la zona de la asamblea por las siguientes características:
- Está situado al lado de un gran ventanal (que va del suelo al techo) que aporta luminosidad natural.
- Está en el rincón más tranquilo del aula, alejado del baño y pasillos.
- Está delimitado por dos estanterías que actúan de pared para ser más cercano y acogedor.

Diseño del rincón de lectura

Hemos pensado mucho en el diseño de nuestro rincón de lectura, porque queremos que sea un espacio que permita la creación de muchos ambientes  en determinados momentos y que esté pensada hasta el último detalle, para hacer de él un lugar que invite al niño a disfrutar.

¿Cómo lo hemos diseñado?

- El suelo es de tatami acolchado para aportar una mayor calidez y confortabilidad.
- Hay cojines esparcidos por el suelo para que los niños se acomoden en ellos.
- Tenemos un sillón de contar cuentos que está situado en una esquina del rincón, de tal manera que desde él se pueda observar el resto del aula. En este sillón se sentará la persona que vaya a contar un cuento, la profesora, los niños, un invitado…
- Una de las estanterías que cierra el espacio contiene la enfermería de libros y el sistema de carnets. La primera consiste en una caja transparente en la que podremos meter todos aquellos libros que estén rotos o estropeados. En esa misma estantería, se gestionan los préstamos de los libros.
- Tenemos un espacio  (en la estantería que está en frente de la pared)  dedicado a los cuentos interactivos. En ese espacio hay una mini-cadena, un  grabador de voz y cuentos en CD, además de música para ambientar. La música está en una caja transparente diferente a la de los cds, pero ambos los almacenamos en cajas transparentes en las que los niños pueden pasarlos y ver las carátulas.
- El sistema que hemos pensado para la colocación los libros, consiste en un biombo expositor (de madera) que se puede plegar para dejar espacio pero que, generalmente, está abierto para que los niños tengan al alcance los cuentos. Lo tenemos situado en la pared en la que se encuentran todas las actividades propias de la asamblea (controles de asistencia, cumpleaños de los niños, calendario…). Intentamos que el biombo esté siempre desplegado para que los niños puedan acceder a los libros en todo momento, pero cuando sea necesario puede plegarse fácilmente y no ocupa mucho espacio.
- Hemos diseñado un sistema para que, en un determinado momento, podamos poner una lona que actúe de techo de nuestro rincón de lectura cubriendo el espacio como si estuviéramos en una cueva. Esta lona está guardada en una de las estanterías, para cuando la situación lo requiera o a los niños les apetezca.
- Tenemos una puerta-biombo de tela, plegada junto a una de la estanterías, para que actúe de separados de espacios cuando los niños quieran tener más intimidad. Pensamos que nos dar mucho juego porque podemos crear un espacio cerrado y personal.
- Hemos pensado utilizar, para el rincón de lectura, un sistema de doble estor  en el ventanal de forma que se puedan crear diferentes ambientes y jugar con la luz. Este sistema consiste en colocar dos estores de colores diferentes (uno naranja y otro  azul) de manera que se puedan alternar según nos pida la actividad.
- En el ventanal que actúa de pared pegamos con bluetack  las creaciones de los niños.

Contenido:

Atendiendo a las características psicoevolutivas y gustos de los niños realizaremos la siguiente clasificación:

1.       Cuentos:

- Cuentos maravillosos
- Cuentos de costumbres
- Cuentos de animales
- Cuentos de miedo

2. Libros de poesía
3. Revistas
4. Libros de adivinanzas, trabalenguas y retahílas
5. Libros realizados por ellos mismos
6. Libros interactivos

Para que los niños y niñas identifiquen las distintas clases de cuentos utilizaremos un sistema de símbolos:
Cuentos maravillosos: una varita mágica
Cuentos de costumbres: una casa
Cuentos de animales: un león
Cuentos de miedo: un castillo

Para el resto de los libros utilizaremos una clasificación por colores:
Poesías: verdes
Revistas: amarillo
Libros interactivos: rojo
Trabalenguas, adivinanzas y retahílas: rosa
Cuentos realizados por ellos mismos: azul

Además de esto nos gustaría que en nuestra biblioteca no faltaran estos cuentos:

·         Adivina cuanto te quiero. Editorial kókinos. MCBRATNEY, S y JERAM, A. 
·         ¿A qué sabe la luna? Editorial Kalandraka. GREJNIEC, M. 
·         El punto. Editorial Serres Autor. Peter H. Reinolds. 
·         Un culete independiente. Editorial Barco de vapor. CORTÉS,J.
·         Enamorados. Editorial Kókinos. DAUTREMER, R. 
·      El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza. Editorial Alfaguara. HOLZWARTH, W. y ERLBRUCH, W. 
·         Orejas de mariposa. Editorial Kalandraka. LUISA AGUILAR, ANDRÉS NEVES. 

Organización y gestión

Carné de biblioteca

Para podernos llevar los libros a casa fabricaremos un carné individual para cada niño. ¿Cómo lo haremos?
Utilizaremos una cartulina en la que los niños pegarán su fotografía y pondremos “Nuestra biblioteca”

Después los niños pondrán su nombre y apellidos y se los llevarán a su casa para que los padres escriban la dirección y el teléfono, y conozcan la existencia del carné. Para finalizar, lo firmarán poniendo su huella con pintura de dedos, así trabajamos los datos identificativos.

Registro

Para controlar la entrada y salida de los libros realizaremos un registro: 

- Cada libro tendrá un bolsillo con una tarjeta donde se pondrá el nombre del niño, la firma y la ficha que rellenarán cuando el niño se lo quiera llevar a casa.
- Esa ficha, se introducirá en un fichero de clase y cuando el niño devuelva el libro, colocará la ficha de nuevo en el bolsillo del libro.
- Cuando el niño se lleve el libro, además, tendrá un folio (registro personal), donde escribirá su nombre y los títulos de los libros que se lleva. Irá a la carpeta de trabajo individual.

Préstamos de libros

La entrada y la salida de libros deben estar programadas en la rutina para que, de éste modo, tomen conciencia de un orden. Hemos establecido como día de préstamos el viernes y la devolución la efectuarán el martes en la asamblea uno a uno. Cada niño  explicará si le apetece el libro que ha leído, qué le ha gustado más, quien le ha ayudado a leerlo, etc.

Ficha de libros

Son fichas que deben completar con el nombre el libro, el del niño, la fecha, si les ha gustado mucho, regular o poco y  si quieren pueden hacer un dibujo sobre lo que más les haya gustado del cuento, o sobre lo que menos les haya gustado.

Actividades:

Tenemos unas actividades fijadas para el rincón de lectura. Vamos a hacer la hora del cuento de varias formas diferentes: los martes y los jueves, la maestra nos cuenta un cuento en el aula. Los viernes subiremos a la biblioteca de nuestro centro junto con la otra clase para asistir a un cuentacuentos.

Cada lunes viene un invitado a contarnos un cuento, este invitado puede ser desde el hermano mayor de algún alumno, el abuelo... Siempre serán bienvenidas todas las personas que quieran hacer disfrutar a nuestros alumnos.

En el rincón de lectura, los días que no tenemos invitados, hacemos talleres de creación literaria. Después, ilustramos el texto y lo exponemos en la puerta de nuestra clase. A final de curso todas las creaciones literarias son fotocopiadas y hacemos un cuento con ellas.

Hacemos dos veces al año una excursión a la biblioteca municipal y  los niños llevan preparada desde casa la documentación necesaria para hacerse el carné de la biblioteca municipal (en la primera visita). En la segunda visita, se envía una circular a los padres una semana antes diciendo que vamos a ir a la biblioteca municipal a coger libros, los padres nos tienen que devolver esa circular firmada diciendo si se comprometen a hacer la devolución o no. Por lo que esta segunda visita consiste en conocer y poder llevarnos de la biblioteca municipal el libro que más nos guste. Con esto tratamos de fomentar que los niños acudan a la biblioteca municipal.

Dinamización:
 
Desde principio de curso cuidaremos mucho que los niños se interesen y motiven por la lectura. Para ellos trataremos de hacer muchas y diferentes dinámicas que les resulten atractivas.

Como hemos dicho tenemos una actividad fijada cada tres semanas en la que un invitado viene a contarnos un cuento. Esto les encanta y siempre es una actividad diferente porque las personas que vienen suelen ser figuras muy importantes para ellos y suelen venir con un cuento muy trabajado.

Todos los viernes tenemos cuentacuentos en la biblioteca del centro, les encanta porque además se juntan con más niños y se genera en la biblioteca una atmósfera muy divertida. La bibliotecaria del centro nos ayuda a ambientar la biblioteca los viernes dependiendo del cuento.

Tenemos una grabadora de voz en clase y a veces nos grabamos contando el cuento o dejamos que ellos nos cuenten alguno que conocen. Después se oyen y guardamos esos cuentos para otro momento en el que se quieran volver a escuchar.

Por otro lado el rincón de lectura que hemos creado permite muchas ambientaciones, por la luz de los estores, por la tela en el techo cuando decidamos ponerla, por el biombo que actúa de puerta. Esto dinamiza mucho la hora del cuento y hace que cada cuento sea especial.

La maestra del aula crea con frecuencia cuentos para ellos, que después se leen todos juntos y se animan mucho los niños por salir en ellos o simplemente porque hayan sido creados para ellos. En ocasiones hacemos talleres experimentales con cuentos y los resultados son espectaculares. Permitimos que se lleven los libros a casa el fin de semana.

TEMA 5. BIBLIOTECA DE AULA Y ANIMACIÓN LECTORA


En este tema vamos a hablar de la biblioteca de aula. Como la actividad final de la asignatura consiste en crear una, debemos estudiar y desarrollar antes qué aspectos son característicos de una biblioteca.

1- DEFINICIÓN DE BIBLIOTECA DE AULA

La biblioteca de aula es un lugar que está constituido y que alberga conjuntos de libros, revistas y otros materiales impresos apropiados para los alumnos. Están diseñadas para ser usadas diariamente, bien para consultas breves o bien para lecturas personales y grupales. Por este motivo, todos los libros y elementos que la componen, deben encontrarse al alcance de los alumnos. La biblioteca de aula permite que todos los niños/as de la clase puedan leer libros y contar con un material de lectura personal durante todo el período escolar.

2- ASPECTOS QUE DEBE TENER UNA BIBLIOTECA DE AULA

La biblioteca de aula debe ser un lugar dinámico que se renueve, constantemente, a través de la llegada, la creación e intercambio de nuevo material. Éste puede estar formado por libros o materiales aportados por el profesor, los padres o por los propios alumnos.
Para incorporar un nuevo material o libros a la biblioteca de aula, el maestro debe seleccionar los materiales que considera apropiados. Para hacer la selección, debe tener en cuenta los siguientes criterios: 
  • Aspecto físico del material: calidad y color del papel, ausencia o presencia de ilustraciones, legibilidad general.
  • ­Aspectos lingüísticos: tipo de vocabulario y construcciones gramaticales aptas para la edad de los lectores.
  • Aspectos psicológicos: Interés, significatividad y propiedad de la lectura. Deben atender a los gustos y a la etapa madurativa de los alumnos.
  • Aspectos conceptuales: grado de dificultad de los contenidos y de la forma de presentarlos. ­
  • Respuesta global: reacción general esperable de los alumnos.
 
3- DIFERENCIA ENTRE RINCÓN Y BIBLIOTECA DE AULA

El rincón es el espacio donde está la biblioteca pero, además, es el lugar donde se sientan los niños a leer, es la corchera donde ponen sus dibujos, donde está el sistema que tengamos de carnets… Es el espacio físico donde tienen la oportunidad de compartir y comunicarse con los demás y de poner en juego las estrategias y conocimientos previos que tienen sobre el tema de forma autónoma, ejercitando su papel como usuarios de la biblioteca de aula y respetando las normas establecidas para su uso.

Debemos desechar la idea de que la expresión “rincón de lectura” hace referencia al trabajo por rincones. En este caso, rincón se refiere al espacio. La diferencia entre el rincón y la biblioteca está en que, en ésta última, es donde se encuentran los libros. Para los niños de infantil que no saben leer, el sistema de una estantería como lugar de biblioteca es un poco erróneo. La estantería obliga a que los libros estén en fila y este aspecto imposibilita que se puedan ver las portadas de los cuentos, el motivo principal que les empuja a hacer su elección.

 Los niños y niñas deben acostumbrarse a usar este espacio porque supone un cambio de ambiente, es donde están los libros y donde pueden realizar actividades relacionadas con el placer y la información que éstos generan.
Las actividades de animación a la lectura deben ser presentadas en forma de  proyecto lector del centro,  el cual debe ser planificado por el profesor.

4- IMPORTANCIA DE LA BIBLIOTECA DENTRO DEL AULA.

La biblioteca de aula supone, en muchos casos, el primer contacto con los libros y con su lectura. Además,  es  un espacio adecuado a las características propias de los niños del aula, haciéndoles sentirse cómodos y aumentando sus conocimientos de forma entretenida. La biblioteca de aula se hace necesaria, entre otras razones, porque:

  • Despierta el interés de nuestros alumnos por conocer.
  • Favorece que se den situaciones de aprendizaje motivadoras que ayuden al progreso individual del niño, según sus capacidades e intereses.
  • Fomenta su conocimiento sobre la organización de una biblioteca
  • Capacita al alumno para reconocer en el libro, y demás materiales, los instrumentos que le harán progresar desde el punto de vista cultural y social.
  • Desarrolla el gusto por la lectura y por tanto, la posibilidad de conseguir un buen hábito lector en el futuro.
  • Favorece la adquisición de hábitos de consulta, que son la base para el estudio y la investigación.
  • Convierte el proceso de aprendizaje en activo y motivador.

5- MATERIALES QUE DEBE TENER UNA BIBLIOTECA DE AULA

Mobiliario que debe tener el rincón de lectura:

  • Estanterías adaptadas a su altura.
  • Muebles que permitan la colocación de  los libros de cara, no de canto.
  • Sistemas de cajas transparentes para almacenar los libros y facilitar su selección.
  • Cojines, tatami acolchado.
Los principales componentes de la biblioteca de aula, son los siguientes:

5.1- Los libros 

Los libros seleccionados para una biblioteca de aula deben ser físicamente atrayentes. Desde el punto de vista de sus contenidos deben ser variados. Su grado de dificultad debe ser diverso y deben cubrir una variedad de géneros y áreas temáticas. Por ejemplo: 

- tradiciones orales,
- selección de poemas y canciones,
- cuentos y leyendas tradicionales,
- relatos realistas,
- cuentos de animales
- cuentos fantásticos,
- relatos relacionados con la protección del ambiente,
- relatos relacionados con el cuidado de la salud,
- relatos sobre derechos y deberes,
- biografías,
- novelas,
- teatro escolar,
- libros informativos y científicos sobre el mundo natural y social,
- libros de arte. 

5.2- Las revistas 

Las revistas deben incorporarse a las bibliotecas de aula para satisfacer ciertas necesidades específicas de lectura de los alumnos y alumnas, tales como la búsqueda de información, el juego, o su utilidad como material de trabajo.

5.3- Los periódicos 

Los periódicos constituyen un excelente medio informativo que, en el caso de los niños de infantil, sirve para familiar al lector con distintos tipos de textos. También pueden ser utilizados como recurso material para otras actividades.

5.4. Otros materiales impresos 

Pueden ser textos producidos por los estudiantes en talleres de escritura creativa, o productos de proyectos individuales o grupales, tales como "Poemas", "Leyendas" "Historias de familias", normas o reglamentos, dibujos, calendarios…

Al integrar estos materiales, es importante no alterar la índole de las bibliotecas de aula, cuyo fin primordial es proporcionar oportunidades de lecturas de carácter recreativo e informativo.

6- ASPECTOS A TENER EN CUENTA A LA HORA DE CREAR  LA BIBLIOTECA DE AULA

En la biblioteca y en el rincón de lectura (espacio que incluye la biblioteca de aula) debemos tener en cuenta:
  • Que esté situada en un lugar bien iluminado, dentro del aula, diferenciado y apartado del resto. Este espacio deberá ser, ante todo, tranquilo y  agradable para trabajar o leer en él.
  • Debe servir, tanto a alumnos como a maestros, para fomentar la motivación, la investigación y la búsqueda y selección de aquello que interese.
Las principales condiciones para que las bibliotecas de aula funcionen en forma efectiva, son las siguientes: 

  • Los materiales de lectura deben estar puestos permanentemente al alcance de los alumnos y alumnas. Es necesario que los libros, revistas y otros materiales estén al alcance de la mano de los alumnos y alumnas. Conviene que los libros estén disponibles para ser prestados para llevarse a casa.
  • Los alumnos y alumnas deben ser parte de su manejo y mantención. Los alumnos/as deben estar involucrados  en su organización, su manejo y mantenimiento, en la medida que sea posible realizando actividades como: guardar los libros en su lugar después que han sido usados, preocuparse de que no se pierdan, dar cuenta de los libros que se encuentran estropeados y tienen ser repuestos, participar en su arreglo…

6- ORGANIZACIÓN DEL RINCÓN DE LECTURA Y LA BIBLIOTECA DE AULA:

 Para la organización del funcionamiento de este rincón tendremos en cuenta los siguientes aspectos:

  • Organización espacial. Este espacio debe ser tranquilo, acogedor, estar bien iluminado y debe adaptarse a las necesidades de los alumnos. Es cierto que conseguir el hábito del orden no es tarea fácil pero poner en funcionamiento la biblioteca de aula, ayudará a conseguirlo acostumbrando a nuestros alumnos/as a que, cuando se acabe la actividad, recojan los libros y lo guarden en el sitio destinado a ello.
  • Decorado. Para este apartado podemos pedir ideas a los alumnos, ya que a ellos les gusta sentirse útiles, reconocer sus trabajos en las paredes, etc.
  • Los alumnos de la etapa infantil necesitan un uso del espacio “socializador”, es decir, que el aula debe servirle para relacionarse con los demás, a pesar de también aprendan a emplear ese espacio de manera autónoma.
  • Organización temporal.  El espacio de este rincón será lo más funcional posible para adaptarse a diferentes momentos de la jornada: lectura personal o grupal, realización de actividades programadas como la hora del cuento, juegos de lenguaje oral, lectura de láminas, observación de imágenes, etc.
  • Tipos de actividades. Se realizarán actividades libres como: ver cuentos, hacer estampaciones de letras, aprender a escribir, etc. y actividades programadas como: lectura de láminas, identificación de personajes del cuento, reflexión sobre las historias leídas, invención de una historia a partir de un cuento, etc. Otra de las actividades, relacionada con este rincón, será el préstamo de libros.
  • Materiales y recursos. Estarán a la vista y al alcance de los niños y niñas, debidamente ordenados y etiquetados para que sepamos dónde buscar y encontrar material. Los libros de este rincón deben ser variados, adaptarse al nivel evolutivo de los niños y atender a sus necesidades y motivaciones.
  • Fondos de la Biblioteca. A la hora de planificar con qué fondos va a contar para nuestra biblioteca, hay que tener presente dos cuestiones básicas: Criterios cuantitativos y cualitativos, es decir, el fondo debe de ser variado y equilibrado a los recursos materiales del aula. Por este motivo, el material de la biblioteca puede y debe estar complementado por cuentos hechos por los alumnos.

7- LOS OBJETIVOS  Y ACTIVIDADES DEL RINCÓN DE LECTURA

El rincón de lectura debe familiarizar a los niños y niñas con los libros, y facilitar la adquisición hábitos de lectura desde edades tempranas. El niño/a debe considerar la lectura como una actividad placentera, desarrollar la creatividad y disfrutar con la lectura.

Animación a la lectura

El  papel del maestro es imprescindible en la programación y organización de actividades y juegos lingüísticos. Su labor consiste en transmitirles la motivación y el gusto por la lectura, como fuente de placer, de diversión y de entretenimiento.  El profesor facilita la aclaración de normas respecto al uso del rincón y acerca el libro al alumno/a. Debe ser un modelo para el niño, de modo que facilite el proceso de animación a la lectura.

Podemos introducir juegos de diferentes tipos (antes, durante o después de la lectura) dependiendo del contexto en el que nos encontremos, de la motivación de los alumnos y de los objetivos que pretendamos alcanzar.

 Objetivos  que persigue la animación a la lectura:

  • Disfrutar con la lectura y la narración de cuentos populares y libros de animación.
  • Desarrollar el hábito lector.
  • Descubrir la diversidad de los libros.
  • Aprender con la lectura.
  • Transmitir valores positivos (solidaridad, estima a la naturaleza, respeto a los demás,..).
  • Compartir las experiencias lectoras y tener la oportunidad de transmitir sus sentimientos.
  • Distinguir entre los géneros literarios: narrativa, poesía y teatro.
  • Identificar el título, personajes y tema, autor e ilustrador.
Fases de la animación a la lectura:

  • Antes de llevar a cabo la lectura se organizarán las sesiones en función de los objetivos que queremos conseguir y la planificación del tiempo el espacio y los materiales que queremos utilizar.
  • Se debe llevar a cabo una fase de motivación para crear expectación  y ganas en los niños.
  • A la hora de presentar el libro, hace falta observar la portada, hablar del título, del autor…Para mantener la atención y participación del grupo a la lectura.
  • Tras la lectura, realizaremos unas preguntas a modo de reflexión, para saber si los alumnos han disfrutado el libro, y saber cuál ha sido su grado de satisfacción.

REFLEXIÓN TEMA 4

Este tema, ha sido uno de los que más me ha proporcionado herramientas materiales para utilizar en el aula. Aunque los demás también me han aportado conocimientos, en este apartado he podido conocer los recursos que puedo utilizar para hacer mis propias creaciones literarias, de forma individual o con los alumnos. 

Aunque, creo que me he repetido en algunas reflexiones con respecto a lo que voy a decir, he de reconocer que pensaba que era mucho más difícil hacer este tipo creaciones literarias. Lo primero que pensé, cuando comenzamos el tema, es que necesitaba muchísimas más tablas para hacer cuentos en el aula y, sin embargo, a pesar de soy muy consciente de que los conocimientos que he adquirido deben estar en constante renovación y ampliación, considero que he aprendido bastantes nociones para envaucarme en el proyecto de creación literaria en el aula. 

 Lo que me ha parecido más interesante y productivo de todo, es hacer creaciones con los niños. Esta, se ha convertido en una de las primeras actividades que me apetecerá muchísimo desmpeñar en el aula. Considero que es la forma más práctica de que los niños aprendan conceptos, nociones y formas de creación literaria de manera divertiva y creativa. Me ha sorprendido bastante cómo se pueden trabajar conceptos, que a mi me parecían aburridísimos cuando estaba en primaria, desde infantil sin necesidad de que los aprendan a base de estudiar, y sólo con la intención de disfrutar. 

Creo que este tipo de talleres de creación literaria son la manera más efectiva de aprender y de hacer las clases más dinámicas. Durante todo el curso, y lo que llevo de carrera, hemos hablado de lo cómodo que le resulta al profesor enseñar a los niños a través de las fichas. Hasta ahora, había aprendido que en ese tipo de práctica, el maestro/a, no se preocupa más que por sí mismo, en lugar de motivar e incentivar a los niños. Pues bien, mi idea a cambiado completamente y no puedo imaginar cómo no se pueden hacer la clases más divertidas, aunque sólo sea por el bienestar de uno mismo. 

Sé que los profesores deben pensar principalmente en los niños pero, viendo que el tenerlos niños sentados haciendo fichas está a la orden del día, no entiendo cómo los maestros no se ponen "manos a la obra", aunque solo sea por hacer su jornada laboral mas divertida. Comparo la una y la otra y no dudaría, en absoluto, en tomar la decisión de hacer proyectos que hagan la vida de los niños, y la mía propia, más creativas.